No es ningún secreto que la mayoría de los navegantes de Laser utilizan el ciclismo como un método de entrenamiento para el barco. La demanda física del Laser es realmente exigente si queremos navegar constantemente rápido. Pero por qué muchos navegantes usan la bicicleta y más específicamente la bicicleta de ruta o montañera para sus entrenamientos?
 
Los entrenamientos del Laser deben incluir programas de fuerza y acondicionamiento con una alta cantidad de ejercicios cardiopulmonares. Muchos entrenadores utilizan los entrenamientos de intervalos en la bicicleta inmóvil o fijas para suplir estas demandas de entrenamientos en el gimnasio. Si bien este tipo de ejercicios incrementa notablemente la capacidad aeróbica del atleta, el uso de las bicicletas de ruta o campo generan una mejora aún más significativa que la bicicleta estática.
 
Los beneficios son muchos pero el principal es el importante desarrollo de los cuádriceps. La mayoría de atletas que usan la bicicleta de ruta para sus entrenamientos son capaces de mantener una sólida postura en la banda, evitando sentarse continuamente lo que significa que la velocidad del barco disminuya notablemente.
 
La bicicleta de ruta permite manejar el entrenamiento de intervalos de manera natural, estallando en picos altos al subir una cuesta o romper una zona de viento en contra y desacelerando naturalmente en una bajada o zona de poco viento o viento a favor. Sin embargo, los descensos siempre solicitan del atleta un esfuerzo para mantener su ritmo de rodada, generando un desarrollo importante de la resistencia y trabajo en condiciones de dolor.
Adicionalmente, si en la bicicleta uno se toma un descanso no será atropellado por una flota de barcos que vienen detrás.
Otro indudable beneficio del ciclismo de ruta o campo es que, definitivamente es mucho más agradable pasar dos horas al aire libre que sentado en una bicicleta fija viendo un cuarto cerrado o un reloj que pasa muy lentamente. Los intervalos en la bicicleta fija debemos generarlo nosotros mismos mientras que en la ruta se dan de manera casi natural. Centramos nuestro enfoque en la carretera, en el esfuerzo de subir una colina y en el placer de desplazarse rápidamente por una bajada y no estamos agonizando viendo el reloj de nuestra bicicleta fija esperando cumplir el tiempo del intervalo.
Por supuesto, esta actividad tiene un riesgo asociado importante: las caídas, los autos que pasan cerca, las altas velocidades pueden representar para el atleta un peligro importante y esto puede resultar disuasivo para muchos. Pero como cada riesgo tiene una recompensa, esto también obliga a mantener los sentidos siempre alertas simulando situaciones que luego repetiremos en una regata. Sentir el viento, evaluar una subida, administrarnos físicamente, estar pendiente de los autos. Todo ello significa un beneficio para el regatista.
 
El no hacer ciclismo de ruta o campo no significa que un buen entrenamiento de gimnasio no sirva. Sin embargo, los beneficios son realmente importantes y la curva de aprendizaje resultará más rápida y fácil de llevar. Además, como buenos amantes de la libertad, del aire libre y del viento, el ciclismo de ruta o campo se asemeja más a la personalidad del velerista.
 
Por demás, es obvio que estos beneficios del ciclismo aplican para veleristas no solo de la Clase Laser sino de cualquiera que requiera un esfuerzo físico de nuestras piernas y zona media del cuerpo, es decir, casi cualquier clase.
Pronto incluiremos planes de ciclismo básico, intermedio y avanzado para desarrollar y rendir al 100% en el agua.
 
 
Escrito por: René Álvarez.
Texto base tomado de Scuttebutt
 
Volver