Terminamos los primeros cinco días de entrenamiento en Río de Janeiro. La Bahía de Guanabara nos ha regalado cinco condiciones diarias muy diferentes en lo que refiere a viento (dirección e intensidad), temperatura (desde frescas hasta muy calientes) y por supuesto cientos de direcciones de corrientes diferentes en casi cada sitio que se mida. Esto sin contar que hemos probado las cinco canchas en donde nos tocará correr dentro de exactamente un mes que empiece el Laser Olímpico.

Lejos de eso, que ya nos lo esperabamos, no deja de sorprenderme la gran solidaridad y unión entre los atletas y sus entrenadores. Nadie ha sido mezquino en dejar que nos unamos a sus grupos de entrenamiento. Por el contrario, y supongo que en la misma línea de lo díficil de las canchas, creo que a todos nos conviene navegar juntos y probar todas las veces posible las múltiples opciones ambientales de la bahía, sin contar velocidad, ángulo de ceñida, estrategías y táctica.

En esa linea hoy comenzamos los Mini Olympics de Laser Standard. Una regata de 4 días de duración y 3 pruebas diarias en cuatro de las canchas donde navegaremos. Todo esto organizado por nosotros mismos. Haremos de comité, jueces de boya, jueces en el agua, resultados y por supuesto la impelable parrilla o barbecue para compartir. Esta va a ser una excelente sesión de entrenamientos con los mejores del mundo. Se creó además un grupo de whatsapp donde cada coach y cada equipo dicen donde navegarán cada día y a que hora.

Por lo demás, ya recibimos de manos del IND buena parte de nuestra dotación de equipos y ropa, estamos muy bien alojados en un apartamento alquilado, llegó nuestra fisioterapeuta quien ya se puso a trabajar con los dolores, calambres y molestias de José Vicente. En fin, seguimos concentrados en sacar de nosotros mismos mucho mas del 100%. Solo queda seguir entrenando, seguir enfocados y esperar nuestro ansiado pase para poder asistir a José Vicente en el agua en los días de competencia...

Entrenamientos en la cancha Copacabana, una de las dos ubicadas fuera de la Bahía de Guanabara

La ciudad de Río de Janeiro, específicamente la famosa playa de Copacabana dominada por el Cristo Redentor en lo mas alto de la montaña. Vista desde la cancha Copacabana

Otra vista desde la cancha, ahora del famoso Pan de Azúcar

Volver